Crochet por el mundo


Les aseguro que tengo un imán o algo así como un detector de crochet interno, que me avisa cuando camino por las calles donde hay objetos tejidos a crochet.

Recorriendo las calles de Santinho en Brasil, tope con estas bellas mantas hechas a crochet. No pude evitar fotografiarlas. 

Ah! cuando el amor es más fuerte😍



Conocí esta bella ciudad hace cuatro años, y desde entonces no dejo de visitarla, cada verano recorro sus calles disfrutando del encanto que desprende su gente, son amables, alegres y muy buenos anfitriones. 


Les dejo una pequeña muestra de sus calles, atrás uno de los morros típicos del paisaje brasileño.

En las playas circulan carros repletos de prendas hechas a mano, mucho crochet combinado con telas. Los colores, por supuesto, predominan los más llamativos.


 Aquí también es donde encontré esas bellas ojotas con flores de crochet aplicadas como adorno decorativo.

Tenía ganas de compartirles estas hermosas imágenes, espero que les haya gustado.

Me encantaría que me cuenten ustedes, si son de las que tienen imán con el crochet tanto como yo.

Les dejo un beso grande, a disfrutar del crochet que tanto bien nos hace💕 

Share this:

CONVERSATION

0 comentarios:

Publicar un comentario

¡Que bueno que estuviste por aquí!
Gracias por tu colaboración, vuelve pronto.